Asier Leoz y Ángel García son dos jóvenes emprendedores, vecinos del municipio de Larraga (Navarra) y con formación deportiva especializada en distintos ámbitos. Hasta ahora, ambos tenían fijada su residencia en Pamplona, donde residían y trabajaban en un club deportivo.

Sin embargo, la escasa oferta de gimnasios situados en los municipios de la zona media de Navarra, el incremento sostenido de la demanda de este tipo de servicios en los últimos años y la formación específica de ambos ha dado origen a esta oportunidad de negocio.

Un emprendimiento rural que tiene por objetivo generar empleo, dar respuesta a la demanda de centros deportivos en la zona, contribuir al impulso de la salud y el deporte en el territorio y fijar la residencia de estos dos jóvenes en su pueblo natal.

En la siguiente entrevista, cuentan a REDR Jóvenes su experiencia con MBZ Centro Deportivo:

  • ¿Cómo surge la idea de fundar MBZ – Centro Deportivo?

Somos grandes amigos desde que éramos pequeños, por lo que nos conocemos bastante bien a nivel personal. Además, llevamos unos años ya compartiendo experiencia laboral, puesto que nos encontramos trabajando en el mismo club deportivo, lo que nos ha permitido conocernos en el aspecto laboral.

Después de conversarlo durante un tiempo, coincidimos en que nos parecía interesante la idea de tener algo propio, que nos permitiera trabajar de la manera por la que nosotros apostamos. La idea fue tomando forma y, después de un viaje en el que fuimos juntos a Berlín, nos comprometimos a darlo todo por este proyecto.

  • ¿Qué servicios ofrecéis? ¿Os dirigís a algún púbico en específico?

Lo primero que nos pareció interesante al abrir nuestro negocio fue la posibilidad de crear un sistema de trabajo propio, en el que ninguna persona se quedase fuera y todo el mundo tuviese cabida. Nuestra intención era llegar al máximo número de personas, sin dejar a nadie atrás.

A través de este sistema de trabajo, hemos dividido nuestro público en perfiles diferentes con necesidades diferentes. Por un lado, tenemos el grupo de salud, destinado a aquellas personas que simplemente quieren hacer deporte de manera segura y recreacional. Por otro lado, tenemos al grupo de rendimiento, destinado a deportistas que ya tienen uno objetivos concretos, que quieren realizar entrenamientos de manera individual o que quieren enfocarse sobre un ámbito en específico.

  • ¿Qué papel creéis que tiene el deporte y la salud en el desarrollo rural?

Para nosotros, el deporte tiene un rol importantísimo en el día a día de las personas. En el ámbito del desarrollo rural, en el caso de nuestra localidad, creemos que nuestro proyecto ha sido un punto de inflexión, puesto que anteriormente no existía este servicio.

Anteriormente, las personas que actualmente acuden a nuestro negocio, no se habían planteado la posibilidad de poder hacer deporte, puesto que para hacerlo tenían que realizar un importante desplazamiento. Ofrecer este servicio ha hecho que estas personas prueben suerte, se motiven y cuiden de su salud, lo que para nosotros es muy gratificante.

  • En vuestra opinión, ¿qué ventajas tiene vivir en el medio rural respecto con el entorno urbano?

Ambos hemos tenido la posibilidad de vivir en ciudades, como por ejemplo Pamplona o Zaragoza. Poniéndolo en comparación, para nosotros es fundamental el aspecto humano que se vive en el entorno rural, aquí se pueden entablar relaciones más especiales y cercanas.

Enfocándolo en el propio negocio, el entorno rural te ofrece mayores facilidades con aspectos como el precio de los alquileres, la fácil accesibilidad o la menor competencia.

  • ¿Qué ha sido lo más difícil a la hora de emprender este proyecto? ¿y lo más gratificante?

La mayor dificultad, como en todo negocio, ha sido la burocracia inicial. Además, como partes de un cierto desconocimiento, todo te parece nuevo o complicado al inicio. 

Por otro lado, lo más gratificante ha sido la ayuda recibida a todos los niveles. Todo el mundo ha estado dispuesto a echarnos una mano. Además, después de todo el proceso, ver que algo por lo que has apostado está teniendo éxito es lo más satisfactorio.

  • ¿Qué consejo daríais a otras personas jóvenes que quieren emprender en el medio rural?

Lo más importante es emprender en algo que realmente te apasione o motive a nivel personal. De igual manera, es fundamental tener socios de confianza que en los momentos de dudas sirvan de apoyo mutuo. 

  • ¿Qué aspiraciones tenéis con vuestro proyecto de emprendimiento en el futuro?

A corto plazo, queremos consolidar la calidad de los servicios que ofrecemos a nuestros clientes, es decir, que la gente se vaya con la sensación de que reciben un entrenamiento y un trato de calidad. A medio-largo plazo, somos dos personas bastante ambiciosas, por lo que nos gustaría poder ampliar la nave en la que actualmente nos encontramos o, incluso, abrir otro centro en alguna localidad cercana.

No obstante, preferimos centrarnos en el presente, puesto que lo que ahora mismo nos motiva es seguir intentado mejorar día a día nosotros mismos y continuar ofreciendo un servicio de calidad.