¡Nueva edición del boletín de noticias Redr Jóvenes!
Desde REDR impulsamos esta iniciativa con el objetivo de ser el punto de
información de referencia sobre todas las oportunidades de interés para la
juventud vinculada con el medio rural.
Este mes de agosto compartimos una entrevista al grupo de Rap “Nacidos de la
Tierra”
e información de interés sobre oportunidades, becas y certámenes.
¡No olvides compartir el boletín con todas las personas que puedan estar
interesadas y seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Nacidos de la Tierra es un grupo formado por Kasú (Lima, Perú) y Meser (Valencia, España). Llevan recorriendo el mundo desde el año 2006, con sus letras de rap cargadas de  valores como la solidaridad, el respeto o la justicia social. Sin embargo, su proyecto no solamente se limita a la composición y producción musical. Desde hace más de 15 años dinamizan un programa de talleres promoviendo la cultura urbana como metodología para la formación en disciplinas como arte, ocio positivo e interculturalidad.

Uno de estos talleres es “Sembrando Futuro”, un proyecto que Nacidos de la Tierra ha realizado junto al Grupo de Acción Local RURABLE. A través de diferentes sesiones, se ha trabajado sobre temáticas como el ocio saludable, la conexión intergeneracional y el autoemprendimiento.

A continuación, tenemos la oportunidad de conocer un poco mejor a Nacidos de la Tierra y su visión de la cultura urbana en el medio rural a través de la siguiente entrevista

Conoce más sobre el proyecto Sembrando Futuro en este video

¿Por qué nacidos de la Tierra? ¿Cuál es el origen del grupo?

Kasú: El grupo nace en 2006 cuando nos unimos junto a nuestro primer productor/Dj Malakai de origen británico-italiano que vivía en Roma, yo soy peruana y acababa de trasladarme de Madrid a Valencia por entonces y Meser es valenciano. Los tres veníamos de hacer música en solitario o en otros grupos, del Rap y la cultura Hip Hop además de estar siempre conectados con otros estilos musicales y artistas. 

Cuando decidimos iniciar el grupo lo hicimos bajo la premisa de hacer música sin fronteras en todos los sentidos y al pensar en un nombre (después de barajar incluso nombres en quechua) decidimos llamarnos Nacidos de la Tierra porque lo que nos une como personas, además de la música, es la Pachamama, que todos somos de la misma Tierra.

¿Cómo caracterizaríais vuestro estilo musical?

Kasú: no nos gusta ponernos etiquetas, eso para empezar, pero siempre tienes que explicar un poco dentro de qué estilo te “defines”. Nosotros hacemos Rap fusionado con otros estilos, tan variopintos como el Jazz, Reggae, Cumbia, Afrobeat, etc… Tenemos Rap y voz melódica en nuestras canciones, así como scratch hecho por nuestro Dj (El Expecialista) que es una técnica exclusiva del Hip Hop.  Así que hay un poco de todo.

¿En qué proyectos estáis trabajando actualmente?

Kasú: Antes de la pandemia (en Noviembre de 2019) empezamos a hacer lanzamientos de singles y vieron la luz 4 canciones antes del confinamiento: No van a parar (Noviembre 2019), Mi verdad (Enero 2020), Sintiendo (Febrero 2020) y Hemos (Marzo 2020) y como nos pasó a la mayoría de artistas tuvimos un frenazo en seco por la pandemia, había que ponerse a otros asuntos para no dejar de producir mientras estábamos confinados y es ahora cuando estamos retomando la mezcla del resto de canciones para continuar con los lanzamientos hasta completar el nuevo disco que se llamará “Vida Nueva”. Esto nos llevó a centrarnos en los talleres que hacemos, volcarnos en el espacio online y actualmente el equipo de formación y actividades de Ocio Educativo ha crecido a raíz de este cambio y se han sumado al equipo disciplinas como Técnica Vocal, Danza Urbana, Breakdance, Slackline, Graffiti, Skate, Cine, etc…

Meser: El asunto de los talleres es algo que venimos desarrollando desde el 2007 y siempre habíamos querido dar el salto al OnLine para poder llegar a más gente pero no habíamos tenido la oportunidad de hacerlo, la pandemia nos lo puso en bandeja, como era algo que ya teníamos pensado y planificado fue fácil adaptarnos y por eso fuimos de los primeros en ofrecer nuestras actividades por este medio. En el apartado musical en realidad teníamos todo listo para seguir sacando canciones a ritmo de 1 al mes, pero si no podíamos presentarlas en concierto no le veíamos mucho sentido, además no podíamos grabar los videoclips como nos gustaría, sesiones de fotos etc. y por eso decidimos dejarlo en standby hasta que podamos volver a los escenarios con total seguridad, por eso ya estamos de nuevo ultimando detalles para seguir lanzando canciones, además este tiempo nos ha permitido crear nuevas canciones.

Habéis recorrido países como Perú, Estados Unidos o España con vuestra música. ¿Qué diferencias y similitudes encontráis entre el público de estos países? ¿Y entre la juventud rural?

Meser: Al final los jóvenes son muy parecidos hoy en día en todo el mundo, todos están interconectados y las tendencias son las mismas, en cuanto a los conciertos no hemos notado tanta diferencia, pero en los talleres sí se notan algunas, por ejemplo en la actitud ante oportunidades, en Estados Unidos o España los jóvenes tienen demasiadas oportunidades, lo cual es algo positivo pero a la vez hace que no valoren cuando les ofrecen algo que en otros sitios no tienen… 

Los jóvenes de Perú valoran mucho más cuando haces un taller y, al margen de que se quieran inscribir muchos más, ves que hacen lo que sea por aprovechar esa oportunidad. Muchos no tienen siquiera los medios pero se buscan la forma para conseguirlos y no perderse ese evento que no es tan habitual. Además, una vez dentro se entregan al 100% a la actividad y te agradecen continuamente que les dediques tiempo, eso en España o Estados Unidos no es tan habitual (aunque no se puede generalizar, porque también hay casos así).

Actualmente, componéis y trabajáis desde vuestro estudio situado en el medio rural valenciano. ¿Por qué tomasteis esta decisión?

Kasú: Necesitábamos más espacio, tranquilidad y en realidad no necesitábamos estar en la ciudad para seguir trabajando. Al ser un grupo independiente y tener nuestro propio horario, vimos necesario tener también nuestro espacio de trabajo en un entorno que nos diera más paz para crear. 

Meser: Hoy en día no es necesario estar en una gran ciudad para crear música, distribuirla etc. Nosotros desde nuestro estudio en un pueblo de menos de 2000 habitantes hacemos una canción o un videoclip y al día siguiente puede estar emitiéndose en la televisión de Estados Unidos como nos ha pasado ya… Siempre que tengamos conexión a internet, podemos distribuir nuestro trabajo, es la ventaja del mundo digital.

Puede parecer que la música urbana solamente trata temas relacionados con las grandes ciudades. ¿Cuál es vuestra experiencia como artistas urbanos en un entorno rural?¿Existirá una escena de música urbano-rural en el futuro?

Kasú: El Rap y en sí la música trata de lo que el compositor quiera expresar, hay “música urbana” centrada en la vida de las grandes urbes porque muchas veces es lo que más se demanda a nivel industria, pero hay grupos que ya hablan de temas rurales en el Rap, que además hacen Rap en sus lenguas locales (valenciano, gallego, catalán, etc en España y quechua en mi Perú natal) en muchos casos y que a su vez sensibilizan sobre temas importantes. Somos pocos pero cada vez son más los grupos que utilizan este estilo para reivindicar, dar visibilidad al mensaje y no tanto al empaque visual que suele tener la música urbana. 

Meser y Kasú, integrantes de Nacidos de la Tierra.

Sobre vuestra experiencia en Sembrando Futuro. ¿Cuáles han sido los principales aprendizajes como dinamizadores del proyecto?

Kasú: Cuando RURABLE nos pidió amoldar nuestras actividades (incluso creamos nuevas propuestas para llevar a cabo el proyecto al completo), teníamos claro que el objetivo era sensibilizar a la juventud sobre su entorno con herramientas que además les aportasen salidas, guiarles a través de nuestra experiencia y aprender de las suyas. Y siendo sinceros nosotros decidimos irnos a un municipio pequeño voluntariamente, pero muchos/as jóvenes nacen en estos pueblos pequeños y no sabíamos exactamente cómo se sentían, qué necesitaban, qué echaban en falta y lo que aprendimos es que están a gusto en sus municipios pero que se sienten atrapados/as por la falta de oportunidades y por el mensaje de que la ciudad tiene la solución a ese sentimiento muy natural de querer volar y conocer mundo. Sin embargo, aún sintiéndose así son personas muy creativas, con ganas de crecer y necesitan herramientas, espacios, actividades, que les escuchen y les motiven. 

Meser: Muchas veces nos creemos que los jóvenes de las poblaciones rurales quieren ir a la ciudad si o si y no siempre es así, muchos nos decían que si tuvieran futuro en su pueblo se quedarían, por eso es importante hacerles ver que en muchos casos sí que pueden desarrollarse completamente en un entorno rural y tener una vida profesional muy buena en muchos rubros.

¿Qué papel tiene la música en el desarrollo rural?

Kasú: La música es clave para sensibilizar, visibilizar, para ayudar a reconectar con el medio rural. Hacen falta más artistas que muestren los beneficios de un entorno conectado a la naturaleza pero que puede darte opciones de mantenerte conectado al resto del mundo. Porque vivir en un pueblo de menos de 2000 habitantes como el nuestro no nos ha detenido, ni mucho menos, todo lo contrario, estamos en un momento de crecimiento y con muchas ganas de crear tanto música como seguir expandiendo nuestro trabajo como formadores a través de un Ocio Positivo y Educativo. 

Por último, si pudierais dar un consejo a una persona joven que quiere emprender su proyecto musical ¿Qué le diríais?

Kasú: Le diría que esto es una carrera de fondo, que no tenga prisa, que confíe en su potencial y que se forme siempre para controlar todo el proceso aunque luego cuente con expertos y profesionales a su alrededor. Que cuando tenga que tomar una decisión para elegir un camino, que vaya por donde más miedo sienta porque ese es el bueno, porque no es fácil pero las recompensas de un trabajo bien hecho y de conseguir tus objetivos merecen todo el esfuerzo. Y que sea libre, que no cambie para gustar a los demás, que sea fiel a su mensaje pero siempre con un objetivo claro.

Meser: Exacto, sobre todo que sea él o ella, y que no se obsesione con alcanzar las metas rápido o tener miles de seguidores en redes ya que lo que he aprendido después de tanto tiempo en esto es que quien sube rápido, suele caer mucho más rápido, y los seguidores en redes sociales es algo muy volátil y poco realista, pero si tienes el talento y el trabajo detrás todo llegará. Además que el talento es sólo un pequeño porcentaje de la fórmula, lo que más importa es el trabajo diario y la constancia… a veces parece que no estás avanzando pero tienes que seguir porque luego la recompensa es muy grande y merece la pena.

Ya podéis escuchar el tercer programa del podcast ‘La Plaza de REDR’, el primer espacio radiofónico en español sobre la actualidad del desarrollo rural sostenible y los grupos LEADER. En esta tercera entrega, conversamos con Pedro Millán del Rosario, montañero, responsable de Desarrollo Rural de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) y gerente de la Fundación Santa Cruz Sostenible. Analizamos junto a este experto ambientólogo y geógrafo sobre el papel que tienen las actividades y deportes de montaña y exterior para el desarrollo rural, qué relevancia tiene este sector a nivel social y económico para los territorios, por qué es fundamental para muchas áreas montañosas…

Os invitamos a escucharlo y difundirlo entre la población y entidades de vuestro territorio si lo consideráis interesante.

.